DESMONTANDO AL PSOE

Pues la investidura de Rajoy ha fallado, al menos de momento, y los partidos ya miran de reojo la posibilidad de nuevas elecciones.

Y en concreto el PSOE ya prepara el terreno abonándolo con las mismas mentiras que utilizó en las votaciones del 26 de Junio.

Basta ver las recientes declaraciones del nunca suficientemente llamado cínico, Pedro Sánchez,  y sus secuaces, para comprobar que el PSOE repetirá estrategia.

Una estrategia que les es tan familiar que les sale de manera natural : La mentira.

Y desde mi humilde rincón quiero intentar desmontar algunas de esas mentiras para que cuando los ciudadanos vayan a votar elijan la opción política que crean oportuna, pero lo hagan desde la verdad.

Difícil en España con medios de comunicación que despiden a Fernando Berlín o Ignacio Escolar, al tiempo que hacen comisario a Marhuenda, pero hay que intentarlo.

Mentira 1: PODEMOS APOYÓ A RAJOY.

Podemos no ha apoyado en ningún momento a Rajoy, de hecho, a nadie se le ha pasado por la cabeza que Podemos votara a favor de la investidura de Rajoy.

Podemos no apoyó a Pedro Sánchez en su investidura precisamente porque el acuerdo que llevaban firmado PSOE  y Ciudadanos era justamente continuar con las políticas del señor Rajoy.
Hemos de recordar que ese pacto de los mal llamados socialistas con los bien llamados liberales incluía medidas tan poco sociales como la subida del salario mínimo de un ridículo y vergonzante 1% (recordar que en campaña el PSOE prometió subirlo a 1.000 euros), la NO derogación de la reforma laboral del PP, la NO derogación de la ley Wert, la NO derogación de la ley mordaza, y en un ejercicio de la más absoluta vergüenza intentó colar en dicho pacto un abaratamiento del despido.

Así que resumiendo, Podemos no apoyó a Rajoy, Podemos rechazó a Pedro Sánchez precisamente por continuar sus políticas.

Mentira 2: PODEMOS VOTÓ EN CONTRA DE SÁNCHEZ POR INTERÉS ELECTORAL.

Esta es más fácil de desmontar y rápida, Podemos votó en contra del señor Sánchez, además de por las razones anteriores, por expreso mandato de su militancia que en un ¡¡88%!! votó contra ese pacto.

Mentira 3 : PODEMOS BLOQUEÓ UN GOBIERNO PROGRESISTA REFORMISTA.

A pesar de que en los puntos anteriores ya ha quedado claro que ese pacto entre PSOE y Ciudadanos era cualquier cosa menos progresista, aun con eso, no fue Podemos quien lo bloqueó, pues hay que recordar que Albert Rivera manifestó en infinidad de ocasiones que no acordaría nada con Podemos.

Pero para que observen hasta que punto llega la desvergüenza y cinismo del PSOE, fue el propio Comité Federal del PSOE quien impidió cualquier negociación con fuerzas independentistas.

Hay que ser profundamente miserable de moral para acusar a alguien de bloquear algo que tu mismo has bloqueado. Como digo hay que ser profundamente miserable….. O ser el PSOE.

Mentira 4: EL ACUERDO NO SE FIRMÓ PORQUE PODEMOS QUIERE QUE GOBIERNEN LOS INDEPENDENTISTAS.

Dada la configuración del parlamento, y que Podemos no quiere pactar con la antigua derecha ni con la nueva, era necesario la abstención de las fuerzas nacionalistas.
Esos partidos, nos gusten o no, representan a cientos de miles de personas de Catalunya o País Vasco, y es pestilentemente curioso que para un partido socialista y federalista, los nacionalistas sean más diablo que los neoliberales de Albert Rivera.

Podemos no quiere la independencia de Catalunya o País Vasco, pero considera fundamental en un país democrático que sus habitantes puedan expresarse. Es altamente contradictorio decirle a los catalanes o vascos que los queremos en España al tiempo que les decimos que no queremos escucharlos.

Mentira 5: PODEMOS SOLO QUERÍA SILLONES

Recordemos que PSOE y Podemos habían sacado un número de votos tan sólo separados en 300 mil. Estando ambas fuerzas tan igualadas, ¿qué tiene de malo que Podemos quiera estar en el gobierno? ¿Qué tipo de legitimidad tiene la segunda fuerza para excluir del gobierno a la tercera cuando sólo le separan tan escaso nunero de votos?
Puede que la presentación del gobierno que hizo Podemos no fuera la más acertada, pero no había nada reprochable en su petición.
Es más, visto el acuerdo alcanzado por los llamados Obreros con el partido del Ibex no estaba el gobierno para dejarlo en manos del PSOE sin ningún control.

Estas y otras mentiras son las que nos ha repetido y seguirá repitiendo el PSOE durante meses.
Véanlo en la televisión, en los periódicos, en Twitter… Véanlo.

Pero no hagan caso de aquello de que una mentira repetida se convierte en verdad.

No es así, y aunque sigamos llamándolo PSOE, no es ni socialista, ni Obrero.

Repetirlo no lo convierte en verdad.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *