LA CULPA ES DEL PSOE

La pasarela de detenciones y imputaciones que estamos viendo dentro del Partido (Mafia) Popular tiene muchos culpables.

Los primeros, obviamente, el propio PP, organización dedicada exclusivamente a delinquir como cientos de pruebas demuestran.
Los segundos, también obvios, Ciudadanos, partido creado con el único fin de mantener en el poder a los que llevan años saqueando el país. No me extenderé sobre esto porque ya conocemos a Rivera y su tropa, incapaces de decir una verdad ni aunque les paguen.
Pero los peores culpables, por traidores, son los miembros (infinita mayoría) del PSOE.
Pero ojo, no solo la gestora no, también todos esos votantes acólitos que a día de hoy siguen defendiendo, con la misma vergüenza que memoria, todo lo que ha hecho su partido.
Y sí, también el impuesto mártir Pedro Sánchez, el mismo que firmó con Ciudadanos, el mismo que luego dió una entrevista lamentándose de que se lo habían impuesto, pero de nuevo el mismo que retoma los argumentos de “Podemos no me votó” cuando en aquella entrevista que el desmemoriado Sánchez ha olvidado dijo que le habían prohibido pactar con Podemos.
Pero si algún sector del PSOE se lleva la palma de miseria moral y de falsedades vergonzosas es sin duda el sector “Susanista”. En todo su esplendor.
Tanto la faraona como sus (¿puedo poner lameculos?) secuaces hacen de la mentira un ejercicio de profesionalidad.
Estos “socialistas” que arrebataron  con nocturnidad y alevosía el deseo de los militantes cargan hoy sobre sus hombros la vergüenza de toda la corrupción del PP.
Era un escándalo que Pablo Iglesias pidiera (con poco acierto en las formas) la mitad de ministerios para Podemos. Un escándalo.
Y sin embargo, a esos mismos seres no les resulta escandaloso que esos ministerios estén en poder del partido más corrupto de la historia de la democracia en Europa. A esos socialistas orgullosos les provocaba sarpullidos que Pablo Iglesias y Podemos tuvieran cargos, pero les tranquiliza, muy socialistas ellos, que los ostenten la derecha Franquista y corrupta.
¡Qué escándalo era que Pablo Iglesias pidiera ministerios!
Y qué escándalo era que quisiera que los catalanes votaran.
Socialistas y demócratas. Mucho socialistas y mucho demócratas.
Pero no, no han acabado, su desvergüenza, como la corrupción de su socio de gobierno, es infinita.

Ya es sabido que el PSOE pactó el 80% del programa con  los que ellos mismos llamaban “Nuevo PP”.
Ya es sabido que los militantes de Podemos votaron masivamente contra ese pacto.
Ya es sabido que Ciudadanos ha declarado más de una vez que su objetivo era que Podemos no pactara.

Les da igual a los Gusanistas, perdón, Susanistas.

Todavía hoy, 21 de Abril, los infectos seguidores de la fontanera atacan a Podemos por no querer a Pedro Sánchez, el mismo Pedro Sánchez que ellos no quieren, que crucifican y que echaron a patadas.

Todavía hoy siguen culpando a Podemos de que gobierne Rajoy.
No alcanzo a entender de que material hay que tener el rostro para decir que la culpa de que gobierne Rajoy es…
¡De quien votó en contra de Rajoy! y no de quien se abstuvo.

¿Ustedes creen que somos imbéciles?
¿Cómo cojones (me puede la rabia) pretenden que queramos a Pedro Sánchez al frente de un gobierno (y junto a Ciudadanos) cuando ustedes no lo quieren al frente de su partido?
¿Tal nivel de estupidez nos suponen?
Que no señores, que no somos Felipistas, que tenemos estudios e información. No somos los ilusionados votantes rurales salidos de una dictadura.
Engañen así a los suyos, a nosotros no.
Todos aquellos que acusan a Podemos de no votar a Sánchez son los que ahora hacen campaña contra… ¡Sánchez!
Tiene…. Guasa.
Al menos sean sinceros por una vez, quítense la careta roja que tienen llena de mugre y reconozcan que están ustedes contentos, pues antes que ver a un podemita en el gobierno, prefieren ustedes ver a un corrupto del PP.
Así de miserables son ustedes.
Y así de socialistas.
jueves, 20 de abril de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *