MENTIRAS

Si eres catalán, gallego, vasco, valenciano o castellano, te agradezco que estés en mi blog y leas mi artículo. Pero este va dedicado a mis paisanos andaluces.

Pero no a todos, va dedicado a esos que me llaman traidor, que me retiran el carnet de andaluz. A vosotros.

Soy tan andaluz como tú. Antes que español soy sevillano. Amo mi ciudad de la forma en la que se ama a la ciudad que sabes que si quisiera podría ser ciudad referencia del mundo entero.

También soy Andaluz. Amo la marisma de Huelva, las playas de Cádiz, el albaicin de Granada, al trabajador de Almería, amo Málaga entera, me enamoré de una Cordobesa y no he visto mujer más bella, y me he perdido en la sierra de Jaén.

A ti, que me llamas traidor por apoyar al pueblo catalán en su lucha por decidir su futuro y contra el Franquismo cada vez más indisimulado,  me dirijo.

¿De verdad crees que los catalanes odian o desprecian Andalucía? ¿De verdad crees que pueden odiar a parte de sus raíces?

¿Por qué? ¿Porque viste a Durán i Lleida insultar a los andaluces? ¿Sabes dónde han puesto los catalanes a ese señor? En la puta calle.

¿Porque has visto a algún energúmeno indocumentado echar pestes sobre Andalucía? ¿Eso representa a los catalanes? No. No lo hace, igual que tú, cuando cantabas “a por ellos” tampoco me representabas a mí.

¿Sabes que Catalunya tuvo un presidente Andaluz? Montilla. Ahora, andaluz con carnet, ponte la mano en el corazón y dime si un catalán podría presidir la Junta de Andalucía.

¿Has estado en Catalunya? Si la respuesta es NO, deja de leer aquí. Si tus argumentos se basan en lo que dice tu cuñado o en lo que dice Susana Diaz, este artículo no es para ti. No lo vas a entender y además no quieres hacerlo.

Si has estado en Catalunya y te han tratado mal, déjame decirte que yo he estado muchas veces y siempre me han hecho sentir como en casa. A lo mejor es que les respeto, les escucho y les discuto. Si a ti te trataron mal, igual no fue por Andaluz, fue por otra cosa.

¿De verdad, se sincero, algún catalán se ha negado a hablarte en castellano? Di la verdad, ¿te ha pasado? ¿O le ha pasado al primo de la novia de tu vecino?

Por supuesto tienen todo el derecho a hablar su LEGAL idioma en su tierra, pero es mentira que se nieguen a ser entendidos. Nadie en su sano juicio lo haría. Y si con la mano en el corazón, te ha pasado, enhorabuena, has encontrado al catalán maleducado que yo jamás encontré.

Soy tan andaluz como tú, del tipo de andaluz que cree que su tierra tiene potencial para ser lo que quiera ser. Con todos los recursos naturales, con cientos de artistas e intelectuales reconocidos, con profesionales sanitarios que envidian en muchos países.

Soy tan andaluz como tú.

Deja de hablar de oídas, habla con catalanes, independentistas o no, párate a escucharles. Estarán de acuerdo contigo o no, pero no te atacarán por ser Andaluz. Te mostrarán, como cualquiera, el respeto que les ofrezcas.

Nunca me he sentido tan en casa, además de en Andalucía, como en Catalunya. Pero no te quedes ahí.

Achacas a otros los tópicos que tú usas. Te has creído tanto que los catalanes son tacaños, los vascos cerrados, los madrileños chulos, etc, que crees que ellos nos tienen por vagos.

Ahora párate a pensar quién fomenta esos tópicos. ¿Quién si no el fascismo más rancio y nacionalista español explota esos tópicos para separar pueblos hermanos?

Mi Andalucía es maravillosa, tanto, que cuando visito otras tierras lo hago orgulloso, seguro de mí mismo y de mis raíces. Y con esa seguridad respeto el normal amor de los demás por su tierra. Eso no es despreciar a los demás.

Mi Andalucía es admirada y querida en cualquier parte.

Pero eso sí, si tu Andalucía es la de toros y vírgenes, ferias y cervecita, entonces soy yo quien te quita el carnet de andaluz.

Tú no eres mi paisano, pero yo sí soy Andaluz.

 

sábado, 21 de octubre de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *