TODOS CONTRA PODEMOS

Cuando uno ha decidido votar a Podemos y ve a toda la maquinaria contra ellos se da cuenta que ha acertado

Si yo escribo Isabel San Sebastián, Eduardo Inda, Alfonso Rojo, Hermann Tertstch, Francisco Marhuenda, Salvador Sostres, y compañía, ustedes pensarán que estoy haciendo una lista de la vergüenza del periodismo español, pero no, es sólo una pequeña parte de la lista de periodistas que atacan a Podemos utilizando para ello cualquier argumento, normalmente falso. Y si bajo es el nivel de los voceros, imagínense el de los oyentes que se sienten complacidos ante tales afirmaciones. Un insulto a la inteligencia. De quien la tenga.

Sí después de eso ves a los señores de la patronal atacando a los podemitas, esos mismos que han aumentado sus beneficios durante la crisis, esos que decían que había que bajar el sueldo de los trabajadores mientras ellos se lo subían a cantidades sonrojantes, te das cuenta que tu voto ha ido para los tuyos.

Y cuando junto a esos señores de la patronal ves a los acomodados sindicalistas decir que Podemos tiene que cambiar las formas te preguntas donde estaban cuando se recortaban los derechos conseguidos durante décadas por los trabajadores. Y donde estaban cuando se hacían miles de ilegales Eres.

Cuando más tarde ves a la Iglesia sacar un tiempo entre violacion de niño y violacion de niño para atacar a Podemos te reafirmas en tu voto. Si esos pederastas reprimidos, fieles guardianes de los valores más profundos del Franquismo, tras mandar a las mujeres a fregar y callar los malos tratos, atacan también a Podemos tú estás más seguro de haber acertado.

Sí aun tenias dudas, se te pasan se momento cuando ves al partido de la “izquierda socialista obrera” firmar un sonrojante pacto aceptando el 80% del programa de lo que ellos mismos llamaban nueva derecha tirando a la papelera todas sus promesas electorales como la derogación de las principales leyes del PP. Y como eres inteligente y te gusta pensar por ti mismo te ofende cuando oyes hablar de una pinza con el PP solo porque tu partido ha hecho lo que tú querías, no votar a la derecha.
Y cuando dentro de ese partido ves que las críticas más duras las vierte el señor socialista que ahora se pasea en yates después de haber ido a la cárcel a abrazar a su Ministro del Interior condenado por terrorismo ya no te ríes. Te descojonas.

Ya estás convencido de haber acertado con tu voto, pero te vas a sentir orgulloso cuando veas a ese Albert Rivera, el mensajero de las elites que necesitaban un “Podemos de derechas” para captar a los más incautos, decir que los de Iglesias subirán los impuestos para todos. Y tú, que sí te has informado, sabes que sólo será para aquellos que ganen más de 60.000 euros.
Tu vives con 426.

Te sonreirás en tu casa cuando veas una y otra vez desestimar las querellas contra los miembros de Podemos que interpone la fiscalia, ese brazo ejecutor del gobierno que tiene tiempo para buscar en Twitter pero no para impedir o castigar homenajes Franquistas. Y qué decir del pseudo sindicato manos limpias, los fascistas reconvertidos que en un alarde de cinismo eligieron el nombre para tener algo limpio. Porque ni manos ni conciencia ni pasado tienen limpio estos señores.
Y así van siendo declarados inocentes o ni siquiera juzgados, Monedero, Tania Sánchez, Zapata, Victoria Rosell, etc.

Y cuando ya tienes claro el enemigo, eso te ha hecho ver quienes son los tuyos. Ahora vienen las mentiras.

Repetir una y otra y otra vez que Venezuela es una dictadura mientras tú te preguntas como es posible que en una dictadura las elecciones las pierda el supuesto Dictador.
Repetir una y otra vez que Podemos es pro etarra cuando has visto a Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo condenar sin matices la actividad de ETA.
Insistir machaconamente en que Podemos quiere romper España cuando has visto al mismo Pablo Iglesias decir que ellos pedirían un NO a la independencia en el hipotético referéndum. Y tú, que eres muy raro, te importa menos la bandera de España que los españoles y crees que la democracia y las urnas nunca pueden ser malas.

Cuando te dicen que Podemos son un atajo de comunistas que quiere destruir el estado del bienestar y de libertad tu sabes que ha sido el capitalismo quien ha desahuciado a miles de familias y quien ha creado la ley mordaza.

Y cuando ven como una ofensa las ataques a la monarquía tú miras la televisión y ves al Rey enviando mensajes a un corrupto y a su hermana sentada en un banquillo por haber robado dinero a todos los españoles. Pero ella como buena mujer católica, no sabía nada, eso lo llevaba su marido.

Y la última es la crisis en Podemos. Tú preguntas a tus amigos Podemitas y todos están conformes con la negativa al pacto, buscas en Twitter y ves a los tuyos igual que tú: orgullosos.

Así que te paras, y piensas que si en un bando está Eduardo Inda, Albert Rivera, Susana Diaz, Felipe González, Isabel San Sebastián, un cura y un empresario imputado… Tú has acertado de bando.

jueves, 10 de marzo de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *